Pues a fe, señores míos ...

Archive for the ‘Palabras’ Category

Pakete

In Palabras on diciembre 30, 2010 at 1:23 am

     Es ya una pequeña tradición de esta ciberbitácora cerrar el año con una entrada “especial”. Y, tengo claro ya desde hace algún tiempo que, quería en ésta hablar de la amistad, o, mejor dicho, de un amigo. La amistad es palabra dudosa y lejana mientras que el amigo es cierto y cercano. Al tiempo, los testimonios sobre amigos y amistad deben ser concisos porque, pienso que, en estas relaciones son lo que menos importa. Me siento mucho más cercano al precepto bíblico: por sus hechos los conoceréis.
 
     Of Fortuna, velut luna, statu variabilis: no empezó muy bien el año para él y, sin embargo, va a acabar siendo, seguro, el mejor de su vida. Habrá anualidades que olvide, o que devengan neblinosas en el tiempo, pero 2010 no será una de ellas.
 
     Entre los meses centrales quizás estuvimos demasiado tiempo sin vernos y es posible, sólo es posible, que ello suscitara alguna duda o alguna idea equivocada. Puede que la duda, sana en tantos aspectos de la vida, sea uno de los mayores enemigos de la amistad, así que una larga conversación, con todas sus verdades, las buenas y las regulares, cara a cara sirvió para solventarlas.
 
     Me resulta complicado definir la amistad, y ni siquiera Epicuro, experto en el tema, me ayuda demasiado. Pero no me cuesta nada describir lo que siento por mi amigo: nos conocemos hace relativamente poco tiempo, unos cuatro años creo, nunca nos hemos pedido nada, pero tengo la absoluta certeza de que si alguna vez necesito algo, algo de verdad, algo importante, estará ahí para proporcionármelo. No sé que pensará él al respecto, pero estoy seguro de que sabe que yo sí lo estoy.
 
     Y esto es todo, hay poco más que decir que no sea superfluo: para mí es una enorme suerte haberlo conocido, y por eso lo quiero un montón. Gracias a todos los que pasean por aquí, felicidades para 2011 y para siempre.

Ciberbitácoras

In Local (Gerena), Palabras on julio 5, 2008 at 9:27 pm

‘Armario, junto al timón, donde está la brújula’. Se emplea a menudo en la locución cuaderno de bitácora, ‘libro en que se apunta el rumbo, la velocidad, las maniobras y demás accidentes de la navegación’. A partir de esta expresión, se ha tomado la voz bitácora para traducir el término inglés weblog (de web + log(book); abreviado, blog), que significa ‘sitio electrónico personal, actualizado con mucha frecuencia, donde alguien escribe a modo de diario o sobre temas que despiertan su interés, y donde quedan recopilados asimismo los comentarios que esos textos suscitan en sus lectores’. La equivalencia (cuaderno de) bitácora se halla bastante difundida en español y traduce con precisión el término inglés log(book): «Los corresponsales de guerra italianos ofrecen nuevas perspectivas del conflicto iraquí a través de sus cuadernos de bitácora en Internet» (País [Esp.] 2.9.04); «No es cosa de broma esto de las bitácoras, como también se conoce a tales webs» (Luna [Esp.] 14.3.03). Para hacer más explícita su vinculación con Internet (como hace el inglés weblog), podría usarse el término ciberbitácora o, como ya hacen algunos, ciberdiario: «Como en otras ocasiones, no le quedó otra opción que publicar el hallazgo en su ciberdiario» (Mundo [Esp.] 25.4.02); no obstante, este último término tiene el inconveniente de que también se emplea como equivalente de periódico digital.

Diccionario Panhispánico de Dudas. Primera edición (octubre 2005). Definición de la palabra “bitácora”. 

 

     Andaba a la búsqueda de un título para crear una entrada sobre la blogosfera gerenense, cuando me topé con la definición transcrita. He decidido que utilizaré esta palabra en adelante. Es una excelente noticia que las ciberbitácoras de Gerena crezcan, en el más amplio sentido de la palabra, numérica y cualitativamente. Leí hace algún tiempo que en una gran ciudad moderna (ponían el ejemplo de Nueva York) casi un 10% de sus habitantes tenían ciberbitácoras personales. Esa proporción vendría a significar aquí la existencia de unas 600. Yo apoyaría desde los poderes públicos la creación de lo que, dentro de no mucho tiempo, será un derecho inalienable. 

     Incluyo a continuación una lista de las ciberbitácoras, publicadas desde Gerena, que conozco, por si ello indujese a “clientes” potenciales. Siempre teniendo en cuenta que para poder valorar una de ellas debe tener un mínimo de acción (no puedo incluir, por ejemplo, el blog personal de nuestro alcalde que se ha actualizado sólo 7 veces desde el 15 de enero, y no da síntomas de vida desde mayo). Las he ordenado del mayor al menor interés que me suscitan aunque algunos puestos consecutivos podrían intercambiarse sin problemas. 

 

  1. El rincón de Prometeo. El primer blog de Gerena que descubrí y uno de los de mayor calidad, sin duda por la que atesora su autor. Es un blog que trata esencialmente sobre música, uno de los muchos temas sobre los que soy un completo analfabeto, la mayoría de las veces clásica. Su lectura me ha hecho pasar magníficos ratos. 
  2. Las fotos de Aureliano el de Gerena. Con esta ciberbitácora mantengo una relación de amor-odio. Es esencialmente de relatos en prosa. Por un lado pienso que su autor debería escribir mucho mejor de lo que lo hace; por otro, lo hace lo suficientemente bien, y, sobre todo, destilando tanta verdad, que me subyuga. 
  3. De Gerena al mundo. La ciberbitácora del Concejal de educación, juventud, deportes, comunicación y relaciones institucionales (joder, no va más) de Gerena. Tiene el aliciente de leer a alguien del ayuntamiento y a alguien que escribe bien. El autor me parece un cínico decente. 
  4. Hoy los mirlos están alborotados. Ciberbitácora de rencientísima creación. Poesía muy personal y de gran calidad a mi entender. Me encantan los transgresores éticos. 
  5. Tierra próspera. Veremos donde acaba este intento que parece funcionarial. De momento, lo poco que puede leerse está bien escrito. 
  6. Gerena palmo a palmo. Disiento absolutamente con el gusto de esta ciberbitácora, pero tiene a su favor que me informa de cosas de las que de otra manera nunca me enteraría. 
  7. El canibal. Ciberbitácora de la asociación cultural homónima. Empezó con gran fuerza política, pero, últimamente, parece en bancarrota a causa de evidentes disidencias internas y de la apropiación de su imagen por un colaborador. 
     Se aceptan adiciones, sugerencias, opiniones y críticas. 

Ilunga

In Actualidad, Filosofía (barata), Palabras on julio 2, 2008 at 9:23 pm

     Atentos porque la cosa tiene bemoles. Una noticia de la BBC (fechada el 22 de junio) dice, más o menos, así: un millar de lingüistas ha identificado en el Congo la palabra más difícil de traducir a otro idioma. Es de la lengua Tshiluba, oficial en la República Democrática del Congo, junto al Swahili, el Kikongo y el francés. La palabra es la que titula esta entrada y significa “una persona capaz de perdonar un primer abuso, que lo tolera una segunda vez, pero nunca una tercera”

     Me encanta la palabra, ¿no es fascinante?. ¿Cuántos “ilungas” conocen ustedes?. Es admirable que en el corazón de África, unos indígenas supuestamente prehistóricos hayan sentido la necesidad de crear una palabra, intraducible con cierta facilidad a cualquier otro idioma, para definir toda una filosofía de la vida y de las relaciones sociales que ella genera. 

     Cuántas malas bilis nos ahorraríamos si esta palabra y su significado fuesen Patrimonio de la Humanidad. La noticia tiene cientos de aristas diferentes para analizarla. Pero yo me apunto la palabra.