Pues a fe, señores míos ...

Archive for 27 marzo 2009|Monthly archive page

Seguimos a la espera

In Local (Gerena) on marzo 27, 2009 at 10:44 am

     Viernes 27. Ha pasado la tercera semana, cuatro días desde mi última entrada, y nadie ha dicho nada. No han aparecido los papeles y nadie ha dado noticia de ellos. ¿Por qué?. Sinceramente no lo entiendo. Algunas de las cosas que más hacen dudar a los ciudadanos de la clase política son, precisamente, observar atónitos como éstos complican realidades que son sencillas, como burocratizan decisiones que deberían ser rápidas y cómo utilizan a su antojo cualquier cosa que pueda beneficiarles sin escrúpulos. Además, por supuesto, de que los engañen y/o los tomen por imbéciles. A todas estas cosas la ciudadanía responde con menosprescio creciente y con credibilidad decreciente. Y el círculo vicioso se autoalimenta y amenaza con envolverlo todo.

     El PSOE, el Ayuntamiento y el Alcalde, por este orden, han pasado de negarlo todo, e intentar matar al mensajero, a ofrecer una información valiosa al conjunto de ciudadanos en el tema del presunto yacimiento arqueológico de Jardines de Gerena. Estoy convencido de que la inmensa mayoría de habitantes de este pueblo no entiende por qué se tardaron dos semanas en dar esa información y no se hizo con tranquilidad y puntualmente al día siguiente de que estallara el escándalo. En cualquier caso, una vez proporcionada la información, todo queda pendiente de sacar a la luz pública unos simples documentos que la demuestren o, en su caso, de explicar por qué no existen esos documentos (posibilidad que yo no contemplo). 

     Si tales documentos no existiesen (insisto que yo no lo creo) el asunto es peliagudo. Muy, pero que muy, jodido. Pero como sí que existen qué trabajo cuesta que el Sr. alcalde aparezca en TeleGerena (seguro que sus responsables estarían encantados) y dé noticia de ellos. Qué trabajo cuesta fotocopiarlos e incluirlos en un boletín cuyo títular fuese, con razón, “La trama al descubierto”. No valen explicaciones judiciales. En primer lugar porque, insisto por enésima vez, aquí no hablo sino de responsabilidades políticas y, en sugundo lugar, porque ya se han dado explicaciones (tarde y a regañadientes podrá parecer a algunos, pero se han dado) de manera que sólo falta cerrar el círculo. 

     Vuelve a inquietarme que, una vez pasado lo pasado, nadie sea capaz de entrar en razón, ni el alcalde, en primer lugar, ni ninguna persona de su entorno político. Están perdiendo una oportunidad de oro. Cualquier análisis que se haga no ya de la gestión pretérita, sino de los que hayan de hacerse hacia el futuro tendrá en este tema un eje esencial. Confirmado que existieron los hallazgos yo entiendo que toda la oposición esté volcada en la confirmación de que la gestión consiguiente se hizo con legalidad. Y entiendo que insistan una y otra vez en pedir esa confirmación. Yo, como desde el principio, modestamente, sí que seguiré insistiendo en ello. Y, es más, creo que mis representantes políticos están en la obligación de atenderme.

Boletín especial con toda la información

In Local (Gerena) on marzo 24, 2009 at 12:32 pm

     Por fin anoche, un amigo, me pasó el boletín especial del PSOE con toda la información del que Álvaro Arias había anunciado su salida en esta ciberbitácora la semana pasada. La verdad es que, a estas alturas, casi dos semanas después de que saltara a la palestra el supuesto escándalo podía haberse aprovechado para zanjar la cuestión pero, al menos, hay dos datos que sí son determinantes. De los cuatro folios que tiene el boletín tres y medio no merecen mi atención aquí (aunque, entre paréntesis, me asusta bastante que en el año 2009 se sigan colgando sambenitos públicos como en épocas inquisitoriales, con nombres, apellidos y fotos incluidas), pero en el otro medio folio se termina por apuntar lo que, creo yo, es suficiente para cerrar el círculo de la información previa que se necesitaba. Por tanto, en mi opinión, nos encontramos al final de este capítulo o, al menos, de lo que yo siento que puedo hacer por aclarármelo a mí mismo, que era mi principal pretensión desde el principio. Tengo que decir, pues, antes de nada, que entre el comunicado del alcalde y este boletín las informaciones que se han publicado son, a falta del colofón, oportunas y suficientes y que, por tanto, no entiendo por qué no se hicieron públicas ordenada e inmediatamente cuando apareció la primera noticia. Seguramente se habría ahorrado disgustos a toda la ciudadanía, incluyendo, casi en primer lugar, a los propios simpatizantes y votantes del PSOE. 

     Así que resumo finalmente, después de 2 semanas y 6 entradas, todos los datos que considero probados, bien entendido que siempre hablo desde un punto de vista político: 

     En 2004, comenzando las obras de la Urbanización Jardines de Gerena, aparecen unos restos arqueológicos que un vecino pone en conocimiento de Jacinto Pereira. El alcalde lo notifica inmediatamente a la Delegación Provincial de Cultura. Por su parte la constructora también notifica los hallazgos a la autoridad competente. Se personan a inspeccionar dichos hallazgos el arqueólogo de la Delegación y otro grupo de arqueólogos oficiales (no especificado a qué administración pertenecen). Se hacen las prospecciones correspondientes por los especialistas y llegan a la conclusión de que los restos encontrados son de menor importancia y no deben afectar a la continuación de las obras. 

     Espero que todos estemos de acuerdo en esta valoración cuyos datos, insisto, parten del comunicado del alcalde y del boletín del PSOE, es decir, los, supuestamente, involucrados en el escándalo y, por tanto, dignos de absoluta confianza. Para mí lo son desde luego. La cuestión parece aclarada casi por completo. Todos los intervinientes cumplieron, escrupulosamente, la Ley 14/2007 del Patrimonio Histórico de Andalucía que reseñé en la entrada anterior. La cumplió la persona que actuó como colaborador ciudadano (art. 5.1) dando conocimiento al alcalde; la cumplió el alcalde (art. 50.1) elevando la información a la autoridad competente; no se cumplió el art. 50.4 porque, parece ser, que no se encontró nada; la Consejería autorizó (art. 52.1) la prospección (art. 52.2.b) de sus arqueólogos oficiales; y, por fin, éstos, cumplieron su trabajo (art. 57.1), comunicaron la apertura de los mismos (art. 57.2.a), cumplimentaron el libro diario (art. 57.2.b) y presentaron la memoria científica (art. 57.2.d) a la finalización, a resultas de la cual, se ordenó (por la Consejería supongo, este punto no está aclarado todavía) la continuación de los trabajos. 

     Enhorabuena a todos y gracias. No me duele ninguna prenda. Para que IPGe, y otros potenciales conspiradores, queden desenmascarados y para tener la seguridad de que la Fiscalía se ha equivocado al presentar la denuncia, sólo queda, como decía al principio, el colofón: 

a) debe haber una notificación del Ayuntamiento a la Consejería (art. 50.1), 

b) debe haber una autorización de la Consejería para iniciar la prospección (art. 52.1), 

c) debe haber una memoria científica con los resultados obtenidos (art. 57.2.d), 

d) y, por fin, debe haber una instrucción, dada por alguien, para que pudiesen continuar los trabajos. 

     En el mismo momento en que se hagan públicos estos documentos (o se dé información de su existencia), pasaré a preguntar por los señores que facilitaron los datos a la Fiscalía, por las fotos y por los personajes particulares que están en la trama. Y también esperaré sus explicaciones. Una última petición: como el asunto sólo queda pendiente de la información sobre estos documentos ruego a los implicados que no tarden, otra vez, demasiado en aportarlos.

Ley 14/2007 del Patrimonio Histórico de Andalucía

In Local (Gerena) on marzo 23, 2009 at 2:43 pm

     Esto dice la Ley 14/2007 de 26 de noviembre publicada en el BOJA nº 248 del 19 de diciembre de 2007: 

 

Artículo 4. Cooperación de otras Administraciones Públicas. 

1. Las Administraciones Públicas colaborarán estrechamente entre sí en el ejercicio de sus funciones y competencias para la defensa, conservación, fomento y difusión del Patrimonio Histórico, mediante relaciones recíprocas de plena comunicación, cooperación y asistencia mutua. 

2. Corresponde a los municipios la misión de colaborar activamente en la protección y conservación de los bienes integrantes del Patrimonio Histórico Andaluz que radiquen en su término municipal, en especial a través de la ordenación urbanística, así como realzar y dar a conocer el valor cultural de los mismos. Asimismo podrán adoptar, en caso de urgencia, las medidas cautelares necesarias para salvaguardar los bienes del Patrimonio Histórico Andaluz cuyo interés se encontrase amenazado, sin perjuicio de cualquier otra función que legalmente tengan encomendada.  

Artículo 5. Colaboración ciudadana.

1. Las personas que observen peligro de destrucción o deterioro en un bien integrante del Patrimonio Histórico Andaluz deberán, a la mayor brevedad posible, ponerlo en conocimiento de la Administración competente, que llevará a cabo las actuaciones que procedan.

2. La denuncia no otorga a quien la formula la condición de persona interesada, sin perjuicio de que se le informe del inicio del procedimiento que, en su caso, pueda tramitarse. 

 

     Después está el título V, artículos 47 a 60, que sería el que más nos interesa para esta polémica, titulado: Patrimonio Arqueológico. Del que resumo lo esencial: 

 

Artículo 47. Concepto. 

2. Son bienes de dominio público de la Comuninad Autónoma de Andalucía todos los objetos y restos materiales que posean los valores que son propios del Patrimonio Histórico Andaluz y sean descubiertos como consecuencia de excavaciones, remociones de tierra, obras o actividades de cualquier índole o por azar, todo ello de acuerdo con la legislación del Estado. 

Artículo 50. Régimen de los hallazgos casuales. 

1. La aparición de hallazgos casuales de objetos y restos materiales que posean los valores propios del Patrimonio Histórico Andaluz deberá ser notificada inmediatamente a la Consejería competente en materia de patrimonio histórico o al Ayuntamiento correspondiente, quien dará traslado a dicha Consejería en el plazo de veinticuatro horas. En ningún caso se podrá proceder  sin la autorización y supervisión previa de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico a la remoción de los restos o bienes hallados, que deberán conservarse en el lugar del hallazgo, facilitándose su puesta a disposición de la Administración. 

4. Los hallazgos casuales deberán ser, en todo caso, objeto de depósito en el museo o institución que se determine. 

Arículo 52. Autorizaciones de actividades arqueológicas. 

1. Será necesaria la previa autorización de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico para la realización de todo tipo de excavaciones y prospecciones arqueológicas, terrestres o subacuáticas; el análisis de estructuras emergentes; la reproducción y estudio del arte rupestre; las labores de consolidación, restauración y restitución arqueológicas; las actuaciones de cerramiento, vallado, cubrición y documentación gráfica, así como el estudio con metodología arqueológica de los materiales arqueológicos depositados en los museos de la Comunidad Autónoma de Andalucía. 

2. A los efectos de lo dispuesto en el apartado anterior se entiende por: 

a) Excavación arqueológica, tanto terrestre como subacuática, la remoción de tierra y el análisis de estructuras realizados con metodología científica, destinada a descubrir e investigar toda clase de restos históricos o paleontológicos, así como los componentes geomorfológicos relacionados con ellos. 

b) Prospección arqueológica, la exploración superficial y sistemática sin remoción de tierra realizada con metodología científica, tanto terrestre como subacuática, dirigida al estudio, investigación o detección de vestigios arqueológicos o paleontológicos. 

Artículo 57. Obligaciones de la dirección de la actividad arqueológica. 

1. La dirección de los trabajos se ejercerá personalmente por su responsable, no ausentándose del lugar de la actividad arqueológica durante su ejecución sin justificar debidamente su ausencia en el libro diario de la actividad y sin haber delegado su responsabilidad en persona que reúna los requisitos de titulación, especialización y conocimientos de la problemática del yacimiento. 

2. La dirección tendrá las siguientes obligaciones: 

a) Comunicar fehacientemente, con una antelación de cuarenta y ocho horas, a los órganos correspondientes de la Consejería competente en materia de patrimonio histórico el día que vayan a comenzar los trabajos, y el día de su terminación, haciéndolo constar en el libro diario. 

b) Llevar un libro diario en el que anotarán las incidencias y órdenes que se produzcan. 

c) Depositar los materiales encontrados en el museo o centro que se señale en la autorización de la actividad. 

d) Presentar, de la manera que reglamentariamente se determine, la memoria científica en sus distintas modalidades con los resultados obtenidos, un inventario detallado de los materiales encontrados y el acta de entrega de los citados materiales al museo o centro correspondiente. 

 

     Por último están los artículos sobre responsabilidades y sanciones que, de momento, para no alargar demasiado esta entrada voy a omitir. He querido colocar estos datos para que todos tengamos claro y sin intermediarios cuál es el marco legal actual en el que nos movemos, y así poder sacar conclusiones claras sin que nadie, ni unos ni otros, nos guíen hacia ningún sitio. Ya sé, para ahorrar argumentaciones en este sentido, que esta Ley es de 2007 y la polémica se remonta a 2004, por lo que no sería de aplicación. Pero en primer lugar la ley de aplicación, Ley 1/1991 de 3 de julio no difiere en demasía, salvo por algunas concreciones, de ésta (también la he consultado); y segundo, aquí no estamos juzgando a nadie (eso ya lo harán en su caso los jueces que sabrán la ley a la que recurrir), sino analizando posibles responsabilidades políticas. Y éstas las reflejan ambas leyes por igual, porque hacen referencia a comportamientos éticos y, casi diría yo, de pura racionalidad.

¡¡¡Hallado yacimiento arqueológico en Gerena!!!

In Local (Gerena) on marzo 20, 2009 at 7:33 pm

     Comienzo con dos aclaraciones necesarias: la primera es que no sé si este “comunicado del alcalde” (sic. en la página web del PSOE de Gerena) es el “boletín especial con toda la información sobre los hechos acaecidos” (sic. amable comentario de Álvaro, ayer, a mi entrada “O explicación o dimisión. Ya”). Si es lo mismo, no añadiré nada más, porque los dos entrecomillados se explican por sí solos suficientemente. Si no es lo mismo y tengo que rectificar lo haré sin problemas cuando tenga el “boletín especial con toda la información“. La segunda aclaración es muy personal, aunque afecte a todos los que ven fantasmas por doquier: me da exactamente igual que el alcalde de Gerena sea Jacinto, su hija u otro cualquiera de los concejales socialistas. El PSOE ganó las últimas elecciones locales y gobernará hasta las próximas, no tengo ningún interés en sustituir un nominal por otro. 

     Pero vayamos a lo que de verdad es interesante. Qué nos dice el alcalde ante la denuncia de la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico de Sevilla: 

     a) Que ha guardado silencio en los últimos días porque considera “que hablar más de lo preciso es enmarañar un asunto que está en manos de los tribunales” (en negrita en el original). 

     b) Que la acusación no se atiene “en absoluto a la verdad de lo acontecido”. Y, por tanto, 

     c) “estamos ante una campaña perfectamente orquestada”. 

     d) Que es “falso que no hubiera inspección de arqueólogos”. 

     e)  Que es falso que él “diese orden alguna de continuar las obras para ocultar nada”. 

     f) Que no se ha “apropiado de ningún resto arqueológico”. 

     He ordenado las cuestiones para facilitar su análisis, pero creo que no me he dejado nada importante. Bien, como es la primera vez que el alcalde se dirige a sus ciudadanos desde que se destapó el asunto a algunos les parecerá insuficiente y patético mientras a otros suficiente y oportuno. En mi opinión no es poco. 

     Para empezar, el alcalde ha puesto su última frase (mi afirmación a) en negrita y ha justificado su silencio hasta el momento. La sinonimia hablar = enmarañar es muy discutible pero, implícitamente, reconoce dos cosas: por un lado se ha visto obligado a decir algo al menos; por otro lado confirma la gravedad del asunto, no sólo por estar judicializado, sino porque ha tenido la necesidad de repartir un boletín urgente puerta por puerta, de convocar una asamblea para tranquilizar a sus miltantes y simpatizantes y, finalmente, repito, de hacer este comunicado a la opinión pública. En sus diez años de gobierno todo esto junto seguro que no había pasado nunca o poquísimas veces. Así que constatemos de entrada que nuestro alcalde está preocupado. 

     Las afirmaciones b y c las pasaré por alto porque no aportan nada interesante para un ciudadano normal y sin militancia (digo normal en el sentido de no militante, que somos la inmensa mayoría). Ya sabemos por las películas americanas que todos los culpables son inocentes; y ya sabemos por los telediarios que la culpa la tiene siempre el otro partido político. Por tanto, nada que comentar. Nada nuevo bajo el sol. 

     Las noticias d y e, sin embargo, son interesantísimas. Aunque sin hacer frases afirmativas el alcalde confirma tres cosas vitales que, dándole credibilidad, añadiremos a lo que ya teníamos constatado. La primera que hubo hallazgos arqueológicos; la segunda que vinieron a verlo arqueólogos (en plural); la tercera que alguien dió orden de continuar las obras y que aquello se tapara (que no fue él). Sin que nuestro alcalde interviniese negativamente en ninguno de estos tres datos aquí tenemos un auténtico notición. ¡¡Ahora sí que, de verdad, estamos ante una gran noticia!!.

Jacinto Pereira, alcalde de Gerena, confirma que, hacia 2004, en las obras de la urbanización Jardines de Gerena, en su fase de movimiento de tierras, se halló un yacimiento arqueológico, que fue inspeccionado por arqueólogos. 

     Este titular ya merecería una entrada por separado. Estamos ante una información que hay que calibrar en su justa medida y con tranquilidad. Sólo de pensarlo se me acelera el pulso.

     Pero, lamentablemente supongo (esto ya no lo dice el alcalde), los hallazgos no fueron importantes y el yacimiento no era de primera magnitud. Por eso, supongo de nuevo, los arqueólogos oficiales de la Diputación o de la Junta, después de hacer las prospecciones de rigor y, quizás, alguna cata de escasa potencia, decidieron catalogar el sitio, inventariar lo encontrado y enterrarlo de nuevo. Porque nadie más, supongo otra vez, podía dar esta orden final. 

     Por último, la afirmación f tampoco me genera, al momento, ningún comentario. Simplemente, le creo. 

     Así que, ahora mismo, tengo información suficiente salvo por un pequeño detalle. Usted, Sr. alcalde (permítame que me dirija personalmente), sabe de mi interés por estos temas, por la bibliografía, por la historia, por la arqueología y, sobre todo, por el arte. Si es tan amable, a la mayor brevedad, indíqueme la nota bibliográfica donde los arqueólogos catalogaron e inventariaron el yacimiento. Agradeciéndole la información de antemano, quedo a la espera.

O explicación o dimisión. Ya

In Local (Gerena) on marzo 18, 2009 at 7:04 pm

     Ha transcurrido ya una semana desde que el pasado 11 de marzo saltara la noticia a los medios: “El alcalde socialista de Gerena, imputado por sepultar tesoros arqueológicos”. La incredulidad, la absoluta desconfianza e incluso el desasosiego por el titular elegido han dado paso a otros sentimientos. Y, entre ellos, el de la duda es el más peligroso. Insisto por enésima vez: no considero al Sr. Jacinto Pereira culpable de nada, pero … O mejor dicho sí lo considero ya culpable de algo: de no dar explicaciones. Y para esto no hay presunción de inocencia que valga. Álvaro Arias, como casi siempre, intenta poner un poco de cordura en el embrollo, incluso a costa de meter la pata en un tema que, en principio, no le afecta directamente. Pero en este caso no puede. Simplemente no tiene la información necesaria y, como consecuencia, no puede explicar nada, por muy buenas intenciones que tenga. 

     No sé si todos tenemos claro que una cosa son los asuntos políticos y otra, completamente diferente, son las derivaciones judiciales. Por poner un ejemplo clarito y de estos días: el ministro de justicia (del PSOE) se va de cacería y coincide en ella con un juez (Baltasar Garzón) que está investigando un presunto caso de corrupción del otro principal partido del país (el PP). Creo que todos estaremos de acuerdo en que, probablemente, desde el punto de vista judicial no haya ninguna materia punible para condenar al ministro a nada. ¿Pero y desde el punto de vista político?. Pues, desde esta perspectiva, resulta que el ministro tuvo que presentar su dimisión a los pocos días, después de haber dado cuarenta explicaciones. 

     ¿Qué pretende el Sr. alcalde yendo a declarar como imputado ante el juez pero no explicando nada a sus ciudadanos?. ¿No sabe el Sr. Jacinto Pereira que sus obligaciones se centran en estos ciudadanos?, independientemente de las que se deriven de sus implicaciones, o no, judiciales. Pero ¿cómo es tan obtuso y no sale a explicar a esos ciudadanos, por los que lleva trabajando 10 años llenos de fatiga, que todo es falso?. ¿Nadie es capaz de hacerle entender que no se puede estar gobernando la mitad de la legislatura con la fotografía de un familiar suyo metido a arqueólogo colgada en la puerta del Ayuntamiento?. Habría que decirle exactamente lo mismo que le dijo ayer Rubalcaba (magnífico Rasputín, por cierto) al representante del PP en el Parlamento: el Sr. Camps puede acabar con el escándalo cuando quiera, sólo tiene que salir y mostrar las facturas de los trajes. Pues el Sr. Pereira sólo tiene que salir y decir que las fotografías son de un parque temático de Almería y se acabó el asunto. 

     ¿Cui bono? Sr. Pereira. 

     En este caso, la única persona, o personas, a la que beneficia el silencio y el paso del tiempo es al culpable. Los romanos eran muy listos en estos asuntos. Será entonces que, como todos sabemos, la catastrófica justicia española no emitirá un veredicto hasta dentro de unos cuantos años, los suficientes para que pase la legislatura y, entonces, aquí paz y allí gloria. 

     Bien, usted me obliga, cada día que pasa, a ser más duro. Porque le recuerdo que como es mi alcalde y como le pago el sueldo (en su caso todos los sueldos) me creo con derecho a exigirle. Simplemente a exigirle una explicación. Mire y piense que es bien poco lo que llevo una semana pidiéndole. Usted sabrá lo que hace. Por cierto, acabo de ver hace un ratito en TeleGerena que esta misma tarde se celebrará una reunión en la casa del PSOE, sólo para militantes y simpatizantes, con el objeto de explicar el asunto. Así que no le extrañe que los que no recibimos dicha información vayamos aumentando nuestro nivel de disgusto progresivamente.